Busca en este sitio

 

Publicación de la Corresponsalía de Prensa Latina en Sancti Spíritus, Cuba

Villa del Espíritu Santo, Monumento Nacional. Fundada en el centro de Cuba en 1514.

 

Secciones

La Trinidad

Fotogalerías

Ángulos de la Mayor

   Mi ciudad

Trinidad de Cuba

Rincones espirituanos

 

Símbolos

El escudo

Parroquial Mayor

 

 

Enlaces y Publicaciones

 

Portada

Cuba: Renace añeja casona

Por Mayra Pardillo Gómez

Sancti Spíritus, Cuba.- Con disímiles influencias de estilo constructivo en el Centro Histórico urbano, aunque predomina el período colonial, esta ciudad -fundada en 1514- luce su vejez con hidalguía, escondiendo el arte en sus añejas casonas.
Una de ellas es la vivienda sometida a restauración, ubicada en la calle Luz y Caballero número 75, antes San Juan de Dios número 25.
"Los principales exponentes arquitectónicos de esta calle datan de los siglos XVIII y XIX, y acusan tanto la influencia morisca como el legado neoclásico, aunque los inmuebles de la época republicana tampoco se pueden menospreciar", afirman las autoras de La casona de la calle San Juan de Dios, publicada en la revista Siga la Marcha.
María Antonieta Jiménez Margolles, historiadora de la ciudad de Sancti Spíritus y una de las cuatro autoras, explicó a Prensa Latina que la intervención previó mejorar las condiciones de vida de los nuevos propietarios "al decidir vivir en un inmueble con valores patrimoniales".
La edificación, en cuya fachada sobresalen los altos ventanales enrejados, el portón y el decorado de flores y guirnaldas del alero, posee un elevado valor arquitectónico (Grado de Protección I), realizándose un riguroso estudio para iniciar su reparación.
Dicha obra concluyó en 2005, al contar con la cooperación monetaria de los dueños de la vivienda y de la Oficina de Monumentos de Sancti Spíritus, la cuarta de las siete primeras villas fundadas en Cuba por los conquistadores españoles.
Entre los objetivos centrales estaba conocer la historia y evolución constructiva de la residencia, valorar su deterioro, elaborar el proyecto de restauración y motivar a los dueños y a la comunidad a conservar el patrimonio de su ciudad.

TRANSFORMACIONES REALIZADAS
Del siglo XIX hasta nuestros días en la casa se hicieron cambios y en 1940, en la parte posterior, se sustituye la cubierta de madera por hormigón, se levantan dos cuartos en el área superior, se varía la cocina, se hace el actual baño y se ponen pisos de mosaicos (antes eran de losas de barro), los que se conservan en la actualidad.
Los últimos dueños, preocupados por el deterioro del inmueble, solicitaron a la Oficina de Monumentos una inspección técnica.
Una vez realizada ésta se orientaron varios trabajos, los cuales fueron ejecutados por constructores de la Brigada de Monumentos.
Las soluciones generales comprendieron uso de madera preciosa en la nueva carpintería, con terminación en pintura de aceite color azul celeste y restauración de la pintura mural del alero, entre otras.
En el Archivo Provincial de Historia de la ciudad se inició la búsqueda, donde se hallaron datos en los Protocolos Notariales concernientes a la compra y venta de la casa y se entrevistaron varios descendientes de los penúltimos dueños.
Los actuales propietarios habitan esta casona desde el 2000 y su interés por recuperarla les permitió rescatar algunos muebles originales y otros que adquirieron a través de donaciones de la familia y amigos, la mayoría sometidos a un proceso de restauración.
La ambientación de la casa intentó adaptarse a la fecha de construcción y al poder adquisitivo de los dueños.
Está considerada por los expertos como una magnífica casa de vivienda, mientras que los cambios o remodelaciones procuraron mejorar el entorno de los nuevos moradores, al respetar los elementos originales y ajustar de forma armónica los cambios.
La remodelación tuvo como objetivo la recuperación de los elementos arquitectónicos dañados por el implacable paso del tiempo y del patio, como zona de recreo y esparcimiento.
Para la restauración se propuso el uso de morteros de cal, con vistas a utilizar materiales similares a los enpleados durante la construcción.
Así en los techos se empleó madera preciosa y como terminación, papel de techo recubierto de tejas criollas.
La reparación de este inmueble causó un importante impacto social en la comunidad.

RESTAURAN PINTURA MURAL
Los restauradores asumieron el rescate de la pintura mural de la fachada y la reproducción de la pintura de la sala y la saleta.
En la fachada "se develó cada capa de pintura que recubría muchos tramos del alero decorado a base de flores y guirnaldas", afirmó Jiménez Margolles.
Este trabajo demoró cerca de tres meses y hubo que hacer calas en diversos puntos con el fin de determinar el color original.
"En la sala y la saleta, de acuerdo con estudios realizados sobre el tema de la pintura mural en Sancti Spíritus, se determinó reproducir elementos utilizados en el siglo XIX con un diseño libre que reflejara de forma respetuosa la intervención del siglo XXI", concreta la historiadora de la ciudad.
El trabajo investigativo, previo a la rehabilitación de este inmueble, demostró que la construcción corresponde al período 1840-1870 de la arquitectura espirituana.
"Esta es la etapa de esplendor constructivo, debido a la acumulación de riquezas de las clases más pudientes", precisa Jiménez Margolles.
La minuciosa labor de los especialistas de la Oficina de Monumentos permitió proteger un elemento arquitectónico del patrimonio de la ciudad del Yayabo, como es también conocida por el río que la atraviesa, y sobre éste el puente
â?"Monumento Nacional-, el cual la hace famosa.

Portada

 

Hasta la Victoria Siempre

 

Consulte las Obras de

José Martí

 

® El Nuevo Fénix. Fundado el 23 de diciembre de 1999. ISSN 1607-3428

Independencia # 52, esquina a Honorato del Castillo,  Sancti Spíritus, Cuba.

Tel: (53) 041 327902---Editor Jefe  Raúl I. García Álvarez

©2007 Agencia Latinoamericana de Noticias Prensa Latina, S.A. (PL) Todos los derechos reservados. No puede ser reproducido, reimpreso o publicado en cualquier sistema sin previo acuerdo con PL.