Busca en este sitio

 

Publicación de la Corresponsalía de Prensa Latina en Sancti Spíritus, Cuba

Villa del Espíritu Santo, Monumento Nacional. Fundada en el centro de Cuba en 1514.

 

Secciones

La Trinidad

Fotogalerías

Ángulos de la Mayor

   Mi ciudad

Trinidad de Cuba

Rincones espirituanos

 

Símbolos

El escudo

Parroquial Mayor

 

 

Enlaces y Publicaciones

 

Portada

Rejuvenece patrimonial edificación

Por Mayra Pardillo Gómez  

La Real Cárcel de Sancti Spíritus, ubicada en la antaño Plaza de la Reina, poco a poco va recuperando sus aires mozos, gracias a las labores de remozamiento que se llevan a cabo en este Monumento Local cubano. 

Tras los gruesos barrotes de hierro de las ventanas estuvieron confinados cientos de patriotas que lucharon por la independencia de Cuba, mientras que en la parte posterior de esta monumental edificación fueron fusilados alrededor de 40 cubanos.

El 15 de julio de 1871 forman parte de esta lista el general Francisco de León Tamaño –oriundo de la oriental localidad cubana de Bayamo- y su ayudante espirituano Francisco (Panchito) Álvarez Cruz.

Este último pudo mantenerse con vida, pero su concepto de la dignidad le impidió abandonar en medio de la manigua al general, el cual estaba herido.

Ambos fueron trasladados a la Real Cárcel, juzgados y condenados a muerte y aunque Panchito tuvo en sus manos la oportunidad de obtener su indulto, si renunciaba a sus ideas independentistas, jamás transigió.

A escasos metros del sitio donde segaron la vida de los valerosos cubanos se alza un obelisco, develado el 15 de julio de 1933, que todavía se conserva y mantendrá por siempre como homenaje a esos patriotas.  

También entre sus paredes estuvieron enclaustrados esclavos prófugos, por lo que sirvió como depósito de cimarrones, como se les llamó a aquellos negros que huían lejos de sus amos, el látigo y las largas jornadas de trabajo infrahumano, para alcanzar su libertad.

Allí permanecían estos seres, traídos desde África a la fuerza, vendidos al mejor postor y tratados como animales, hasta que fueran reclamados por sus respectivos dueños.  

Por tanto, la Cárcel Real mantuvo una doble función hasta 1886, fecha en que queda abolida la ignominiosa esclavitud, uno de los pasajes más detestables de la historia humana.

Su construcción fue dirigida por el ingeniero militar español Don Indalecio López Donato.

Está enclavada al este del centro de la ciudad, a cinco cuadras del límite actual del Centro Histórico Urbano, en la calle Bartolomé Masó, entre Mirto y Anglona.

Según la historiadora de la ciudad, María Antonieta Jiménez Margolles, esta “imponente construcción militar situada en el lado este de la hoy Plaza de la Revolución Mayor General Serafín Sánchez Valdivia, se inició el 19 de abril de 1859 y concluyó en 1865”.

Así aparece en el Registro de la Propiedad de Sancti Spíritus, en el Tomo 22, Folio 21, como consta en el libro Monumentos Nacionales y Locales de Sancti Spíritus, de un colectivo de autores que incluye a Jiménez Margolles.

En declaraciones a Prensa Latina comentó que en la edificación se emplearon elementos tradicionales “evolucionados en el siglo XIX en cuanto a técnicas y estructuras, con formas que le permiten lograr la solidez y majestuosidad que la caracterizan”.

Como “una obra imponente” describió la historiadora a esta prisión, considerada como un ejemplo notable de la arquitectura civil que formó parte destacada de esta ciudad colonial, fundada en 1514.

Gruesos muros de ladrillos, a base de mortero de cal y arena, y techos donde predominaron las maderas preciosas y tejas criollas, unido a las amplias ventanas con fuertes barrotes de hierro, integran este monumento que se ha mantenido en pie todos estos años.

Pero el implacable tiempo hizo estragos, incluyendo los techos, los cuales exhiben ahora un material que simula aquellas tejas rojas que caracterizan los techos de una buena parte de las construcciones de esta ciudad colonial, sobre todo de su Centro Histórico Urbano. 

                          A BUEN RECAUDO 

Los valores arquitectónicos e históricos de este inmueble le valieron para que la Comisión Nacional de Monumentos lo declarara en 1981 Monumento Local, categoría que ostenta para orgullo de quienes residen en esta localidad, a unos 350 kilómetros al este de la capital.

El próximo 4 de junio Sancti Spíritus o Espíritu Santo, cuarta villa fundada por el Adelantado Diego Velázquez en la Isla caribeña, cumplirá 496 años, orgullosa de que su patrimonio esté a buen recaudo.

Con una historia y nombres similares a la que fuera Real Cárcel, hay otra en esta provincia: la de la Plaza de Santa Ana, en Trinidad –ciudad Patrimonio Cultural de la Humanidad desde 1988- .

Tomando en cuenta el reglamento de cárceles vigentes en 1854 la Cárcel Real de Sancti Spíritus pertenecía a las de segunda clase, al igual que las de Remedios (ciudad al centro del país, considerada la octava de las villas fundadas por los españoles) y Trinidad.

Quizás los que transiten, con la prisa de estos días, por la acera donde está ubicada esta antigua prisión, desconozcan que tras los gruesos barrotes permanecieron encerrados valientes independentistas cubanos y negros cimarrones, que huían de la crueldad de sus amos.

Otras funciones, muy distintas a las que dieron lugar a su origen, tendrá tras su remozamiento este inmueble, pero su historia deberá ser conservada y transmitida a las futuras generaciones. 

Portada

 

Hasta la Victoria Siempre

 

Consulte las Obras de

José Martí

 

® El Nuevo Fénix. Fundado el 23 de diciembre de 1999. ISSN 1607-3428

Independencia # 52, esquina a Honorato del Castillo,  Sancti Spíritus, Cuba.

Tel: (53) 041 327902---Editor Jefe  Raúl I. García Álvarez

©2007 Agencia Latinoamericana de Noticias Prensa Latina, S.A. (PL) Todos los derechos reservados. No puede ser reproducido, reimpreso o publicado en cualquier sistema sin previo acuerdo con PL.