El Nuevo Fénix

  

 

               Busca en este sitio

 

Publicación de la Corresponsalía de Prensa Latina en Sancti Spíritus, Cuba

Villa del Espíritu Santo, Monumento Nacional. Fundada en el centro de Cuba en 1514.

 

Secciones

La Trinidad

Fotogalerías

Ángulos de la Mayor

   Mi ciudad

Trinidad de Cuba

Rincones espirituanos

 

Símbolos

El escudo

Parroquial Mayor

 

 

Enlaces y Publicaciones

Radio Sancti Spíritus
 

 

Portada

Cuba: el mambí trinitario Téllez Caballero

Por Mayra Pardillo Gómez *

Trinidad, Cuba (Prensa Latina) El trinitario José Leonardo Téllez Caballero, quien formó parte de los muchos hombres que en 1895 se incorporaron a guerra necesaria contra el colonialismo español, luchó hasta el final de su vida por la independencia de Cuba.

Téllez Caballero nació en Trinidad el 22 de julio de 1869, un año después de iniciarse la Guerra de los Diez Años (1868-1878), en la calle Nueva entre San José y San Antonio.

Su padre se llamaba José Téllez Sirut, conocido por Pepillo Sirut, quien arribó a Trinidad procedente de la oriental provincia de Holguín y se casó con la trinitaria Isabel María Caballero Bravo.

Con ella procreó cinco hijos, tres varones y dos hembras, que nombró José Leonardo, Angélica, Mercedes, José Calazán y Guillermo. A José Leonardo también le decían Pepillo, al igual que a su padre, en cambio a José Calazán lo conocían por Ito.

José Leonardo creció en la finca La Mina, propiedad de su padre, 'donde adquirió su desarrollo físico, fuerza y habilidades, que se notaban en su cuerpo, el cual estaba adornado por una piel mestiza (...)'.

Así lo indica un estudio realizado por el investigador y diplomático Enrique G. Zayas Bringas y Eduardo Téllez Zedeño, este último fallecido hace pocos años y nieto del patriota cubano.

El progenitor de José Leonardo comenzó desde muy temprano a colaborar con los patriotas cubanos, mucho antes de la gesta del 68, en tanto Téllez Caballero se unió a la invasión por sus convicciones revolucionarias heredadas.

Contó además con lo proporcionado por su padre: 'un rifle marca Winchester, un caballo llamado Andaluz y un buen machete acerado'.

TRAYECTORIA MAMBISA 

Fue el propio lugarteniente general Antonio Maceo Grajales (1845-1896) quien lo ascendió a alférez y después de librar los combates en la occidental región de Pinar del Río fue ascendido paulatinamente hasta teniente coronel, 'siempre por órdenes del general Maceo, finalizando la guerra con el grado de Coronel'.

La recomendación de Maceo de elevar sus grados a brigadier 'solo se pudo ejecutar después de finalizada la contienda, cuando el presidente José Miguel Gómez, que fue testigo y compañero de sus últimas acciones la realizó'.

Entre sus acciones en la guerra, desarrollada sobre todo en la zona central del país, figuran el ataque a la finca El Solitario, propiedad de Pepillo Fernández Balloveras, colaborador de los españoles, y el combate en la finca Las Calabazas, junto a los generales Lino Pérez Muñoz y Juan Bravo Pérez.

Combates en el barrio de Cabagán: Intento de tomar la ciudad de Trinidad al frente de 180 hombres; quema del ingenio Cañamazo en unión de los generales Alfredo Rego y Juan Bravo; asedio al cañonero Vasco Núñez de Balboa y toma del poblado del Jíbaro, conjuntamente con los combatientes al mando del general José Miguel Gómez.

Asimismo, la ocupación del poblado de Arroyo Blanco, con las tropas al mando del citado general.

En relación con el ataque a Trinidad, el 14 de agosto de 1897, la jefatura insurrecta de la ciudad estaba encomendada por el general en jefe Máximo Gómez al coronel Juan Masó Parra, pero este le encargó a Téllez Caballero que entrara en la noche para que tomara el Casino Español e incendiara los almacenes de abastecimientos de la colonia.

De acuerdo con esta investigación, entregada a Prensa Latina para su divulgación por Zayas Bringas y Téllez Zedeño, 'Trinidad en aquellos momentos era casi inexpugnable para ocuparla un hombre como Téllez al frente de pocos combatientes, porque tenía un cuartel de Dragones, y otros sitios más con soldados españoles y voluntarios'.

Estos estaban 'aposentados en lugares como la cárcel, el Convento de San Francisco de Asís que estaba lleno de tropas y el Hospital Militar de la Popa'. También se menciona a la Loma de la Vigía, el cuartel de artillería de las calles Santo Domingo y Borrell y el cuartel de infantería de la Chanzoneta, así como numerosos fortines, más de 10, y los castillos de San Pedro en Casilda y el de Boca de Guaurabo.

Sin embargo, el valiente mambí no vaciló ante lo que se apreciaba como un ataque suicida y por eso a los pocos instantes de entrar a la ciudad fue herido en una pierna; se curó en los campos insurrectos y continuó librando otras batallas.

El término mambí es utilizado para designar a quienes lucharon contra España en las guerras de independencia de Cuba en el siglo XIX.

TRAS LA GUERRA NO VINO LA CALMA 

Al triunfo de la guerra contra España y ante la intervención norteamericana (1899) ordenaron a los combatientes que desfilaran por las calles de Trinidad pero Téllez Caballero no participó y 'nunca se desarmó ni entregó sus armas como solicitaron los interventores'.

Protestó cuando la masacre cometida contra los integrantes del Partido Independiente de Color (1912), organización de la que no fue miembro, pero 'sí compañero del General Pedro Ivonet en la columna invasora, quien fue uno de los principales líderes asesinados'.

Formó parte de la Dirección provincial Villareña de la Asociación de Veteranos y Patriotas.

Pese a la diabetes que padecía y que le afectó la visión, 'se alzó conjuntamente con otros veteranos y patriotas en los Montes de Jabira, contra el gobierno del Asno con Garras, como clasificó Rubén Martínez Villena a Gerardo Machado'; por ello estuvo preso durante seis meses.

Gerardo Machado fue el quinto presidente de la república (1925-1933), aplicó una selectiva pero feroz represión contra adversarios políticos y movimientos opositores, decidió reformar la Constitución para perpetuarse en el poder pero acorralado por el Ejército y la huelga general, el tirano huyó del país.

Hasta muy avanzada edad sostuvo sus ideales y fue un acérrimo antimachadista.

Téllez Caballero contrajo matrimonio con la trinitaria Antonia Marín con la cual tuvo nueve hijos: Emigdio Amado, Erlinda Estrella de la Libertad -nació en la manigua-, Rita Isabel, José Antonio -Pillo-, Juan Guillermo -Chichi-, Carlos Rafael, Antonia -Antoñica o Ñiquita-, María Concepción y Eduardo Orestes.

Murió el 16 de octubre de 1946 en su ciudad natal, declarada en 1988 por la Unesco Patrimonio Cultural de la Humanidad.

El musicólogo, investigador y diplomático Enrique Zayas Bringas fue galardonado recientemente con el Premio Único de las Artes y es autor del artículo 'Una tonada que se percute: la trinitaria', considerado por especialistas un acertado estudio acerca del origen y vigencia de este canto autóctono.

Cerca de una treintena de referencias, así como los nombres y grado de parentesco de los informantes familiares, avalan la investigación consultada.

Este trabajo periodístico es, asimismo, un homenaje póstumo a Eduardo Téllez Zedeño, nieto de aquel valeroso mambí, y un hombre humilde y modesto.

arb/mpg/cvl

 

 

Hasta la Victoria Siempre

 

Consulte las Obras de

José Martí

 

® El Nuevo Fénix. Fundado el 23 de diciembre de 1999. ISSN 1607-3428

Independencia # 52, esquina a Honorato del Castillo,  Sancti Spíritus, Cuba.

Tel: (53) 041 327902---Editor Jefe  Raúl I. García Álvarez

©2007 Agencia Latinoamericana de Noticias Prensa Latina, S.A. (PL) Todos los derechos reservados. No puede ser reproducido, reimpreso o publicado en cualquier sistema sin previo acuerdo con PL.