Busca en este sitio

 

Publicación de la Corresponsalía de Prensa Latina en Sancti Spíritus, Cuba

Villa del Espíritu Santo, Monumento Nacional. Fundada en el centro de Cuba en 1514.

 

Secciones

La Trinidad

Fotogalerías

Ángulos de la Mayor

   Mi ciudad

Trinidad de Cuba

Rincones espirituanos

 

Símbolos

El escudo

Parroquial Mayor

 

 

Enlaces y Publicaciones

Radio Sancti Spíritus
 

 

Portada

Cuba: Ignominia en la Mano del Negro

Por Mayra Pardillo Gómez

Triste historia la que marcó el sitio de la región espirituana conocido como la Mano del Negro, por ser allí donde los colonialistas españoles ejecutaban las sentencias de muerte dictadas por la Comisión Militar.

   Estaba situada en las afueras de Trinidad, cuyo centro histórico fue declarado por la UNESCO en 1988 Patrimonio de la Humanidad, en la carretera que conduce al valle de San Luis o de los Ingenios, el cual ostenta igual condición.

   Tres patriotas incorporados a las luchas por la independencia  fueron inmolados en ese lugar el 18 de agosto de 1851 –José Isidoro Armenteros, Fernando Hernández y Rafael Arcís-.

   En un trabajo investigativo, del 8 de marzo de 1995, la especialista Silvia T. Angelbello explica que este sitio está propuesto para ser declarado Monumento Local, por ser un lugar histórico.

   Ellos fueron los organizadores, argumenta Angelbello, jefes de la Conspiración de 1851 contra la metrópoli española y precursores de la independencia de Cuba.

   Durante 1868 y 1895, etapa importante en la liberación de Cuba del yugo español, también fueron fusilados otros revolucionarios.

   El 13 de octubre de 1895 allí fue asesinado el esclavo Lino o Quirino Amézaga, a quien alfabetizó el Mayor General de las tres guerras de independencia, el espirituano Serafín Sánchez Valdivia (1846-1896).

   Amézaga, quien alcanzó el grado de Comandante, es considerado por algunos historiadores como nativo de la Guinea portuguesa y para otros como de procedencia angolana.

   Narra el libro Trinidad y el Turismo (Editorial Gente, 1954) que se nombró la Mano del Negro, porque siendo Gobernador de Trinidad –fundada en 1514 por Diego Velázquez- el habanero Brigadier Don Pedro Carrillo de Albornoz se sublevaron los esclavos.

   Estos eran capitaneados por los negros Juan José Armenteros, Bartolo Bastida y Baltasar Fernández.

   Al ser condenados a muerte fueron ejecutados el 25 de mayo de 1838, mientras que a los cuerpos de Baltasar y Bartolo se les mutilaron las manos derechas, siendo expuesta la de este último en el mencionado lugar.

   Es por eso, asegura el volumen, que se bautizó con la tristemente célebre frase: “Allá donde pusieron la mano del negro”, derivándose de este cruel e infame hecho el nombre del sitio, que además se conoció en el siglo XIX como Campo de Marte.

   De otra manera narra los hechos el historiador Francisco Marín Villafuerte en Historia de Trinidad (1944), al decir que en la revista Azul y Blanco, del 10 de abril de 1910, se decía que la Mano del Negro debe su nombre a un suceso, por demás trágico y doloroso.

   Apunta que un escolta del Capitán a Guerra, Maldonado, Jefe del pueblo, tenía guardadas para su merienda, dos tortas de maíz.

   Un esclavo del Capitán las robó y el escolta al descubrirlo comenzó a golpearlo sin piedad, pero el vejado se cansó de tanta humillación y abofeteó a quien lo ultrajaba.

   El esclavo fue condenado a 50 azotes en un lugar público y a que se le cortara la mano derecha. Ambas sentencias fueron cumplidas y “la mano fue expuesta, durante un mes, a la curiosidad pública, en el lugar que, desde entonces, es conocido por La Mano del Negro”.

   Marín Villafuerte explica sin embargo que “Se ha venido repitiendo, erróneamente que el nombre de ese fatídico lugar tuvo su origen en la revolución esclavista o sedición de 1838. Eso no es cierto”.

   “En el Archivo Municipal consta (Libro de Actas de 1812 a 1821) que en 10 de noviembre de 1817, ya se llamaba a la vía de la Chanzoneta Calle de la Mano del Negro. Así aparece además, en distintos anuncios que insertó el periódico El Correo en años anteriores a 1838”, concluye.

   Zaida Ramos, directora del Museo de Arquitectura de Trinidad, explicó a Prensa Latina, que existe un obelisco en recordación del fusilamiento de los tres independentistas cubanos, pero sobre los  esclavos dice conocer sólo lo que revela la tradición oral.

   Por uno u otro motivo no caben dudas de que es llamativo el nombre de un lugar que tuvo tan triste destino.

Portada

 

Hasta la Victoria Siempre

 

Consulte las Obras de

José Martí

 

® El Nuevo Fénix. Fundado el 23 de diciembre de 1999. ISSN 1607-3428

Independencia # 52, esquina a Honorato del Castillo,  Sancti Spíritus, Cuba.

Tel: (53) 041 327902---Editor Jefe  Raúl I. García Álvarez

©2007 Agencia Latinoamericana de Noticias Prensa Latina, S.A. (PL) Todos los derechos reservados. No puede ser reproducido, reimpreso o publicado en cualquier sistema sin previo acuerdo con PL.