Busca en este sitio

 

Publicación de la Corresponsalía de Prensa Latina en Sancti Spíritus, Cuba

Villa del Espíritu Santo, Monumento Nacional. Fundada en el centro de Cuba en 1514.

 

Secciones

La Trinidad

Fotogalerías

Ángulos de la Mayor

   Mi ciudad

Trinidad de Cuba

Rincones espirituanos

 

Símbolos

El escudo

Parroquial Mayor

 

 

Enlaces y Publicaciones

Radio Sancti Spíritus
 

 

Portada

Primeras mujeres arquitectas

Por Mayra Pardillo Gómez 

Sancti Spíritus. Consideradas durante mucho tiempo como el sexo débil, las mujeres, aún en la primera mitad del siglo XX, sufrían discriminación en la Isla y sólo unas pocas lograban estudiar en las universidades del país. 

La primera fémina espirituana en matricularse en la Carrera de Arquitectura, en la década de los años 40 del pasado siglo, fue Rosa Galiano Fernández-Concheso, quien se graduó el 21 de julio de 1948, con 24 años de edad.

A pesar de significar un orgullo para esta ciudad Monumento Nacional, según testimonios de sus contemporáneos No ejerció la profesión en esta villa, fundada en 1514 por el Adelantado Diego Velázquez, a unos 350 kilómetros al este de la capital cubana. 

PREDILECCIÓN POR MARÍA 

Por extrañas coincidencias de la vida o por ser un nombre común para la época, varias de las primeras mujeres espirituanas que optaron por ser arquitectas se llamaban María.

Tras los pasos de Rosa siguieron María Luisa Sofía Pérez López, que alcanzó su título en 1952, luego -en 1953- María Victoria Rodríguez Espinosa y en 1954 María Elena Celorio Gajate.

De acuerdo con la Historiadora de la Ciudad, María Antonieta Jiménez Margolles, en los Registros de Títulos de la Universidad de La Habana No existen referencias a ninguna otra mujer espirituana graduada de Arquitectura hasta la década del 70.

En la conocida como la Ciudad del Yayabo sólo aparecen datos sobre la obra de María Luisa Sofía, “por lo que se supone que las otras tres hayan ejercido fuera de Sancti Spíritus”, apunta Jiménez Margolles en Profesionales de la Construcción en Sancti Spíritus (libro en preparación).

Este texto, además, será presentado en forma de ponencia en el XX Congreso Nacional de Historia, en el 2011, afirmó a Prensa Latina su autora.

Acerca de la trayectoria docente en la Universidad de La Habana de María Victoria se conoce que realizó un proyecto de internado para varones como tesis final.

Con ello alcanzó la nota de Aprobado, calificación con la cual también concluyó su Trabajo de Diploma María Elena, quien hizo una propuesta para el edificio de la Escuela de Arquitectura, evaluada por un prestigioso tribunal.

María Luisa Sofía, por su parte, nació el 15 de marzo de 1927, en el seno de una antigua familia espirituana, de holgada posición económica.

Sin embargo, en su contra tenía el hecho de ser mujer y que sólo una fémina de su pueblo la había precedido en esa carrera.

Nada la detuvo y se destacó por sus calificaciones como estudiante universitaria.

Como tesis de grado discutió un proyecto de Plaza de la República por el que obtuvo calificación de Sobresaliente.

Con su título de graduada bajo el brazo, María Luisa Sofía regresó a ejercer su profesión en la ciudad que la vio nacer, donde se experimentaba cierto impulso constructivo.

La industria espirituana respaldaba con tejas y ladrillos el ritmo en las construcciones, al contar la villa con más de 100 tejares en sus alrededores.

 ¿SOLO PARA HOMBRES?

 Por entonces ejercían en este territorio central unos pocos arquitectos, todos hombres, cuya fama y prestigio acaparaba las solicitudes de proyectos de nuevas obras, por lo que le era difícil a una mujer conquistar su propia clientela. 

No obstante, su inteligencia y la aplicación de los conocimientos adquiridos le permitieron abrirse camino en un medio donde aún imperaba el machismo.

Proyectó obras muy conocidas por la población espirituana como la que ocupa la ferretería La Vizcaína (en los bajos), mientras que en los altos hay apartamentos, así como la antigua clínica privada nombrada Cooperativa Médica (hoy Centro Provincial de Desarrollo de la Medicina Natural y Tradicional).

Diseñó casas, por encargo de sus futuros dueños, que actualmente se conservan en muy buen estado –una de ellas alberga un centro escolar para niños con dificultades visuales-, cada una con un estilo diferente, un sello muy particular y relevantes formas modernas.

Logró el respeto y la admiración de los maestros de obra a los cuales dirigió.

La muerte la sorprendió en su hogar, situado en Luz y Caballero No.1, en Sancti Spíritus, el 29 de enero de 1967, a la edad de 39 años, víctima de un paro cardíaco provocado por el asma bronquial que padecía.

Como predestinadas a ser pocas existió un período donde ninguna otra mujer espirituana se convirtió en arquitecta, hasta que en 1974 arriba a la ciudad Silvia Pardo Roque, una trinitaria graduada de esta especialidad en la Universidad de La Habana.

Nacida en 1947, Sancti Spíritus la atrapó y aquí se quedó a vivir.   Junto a su esposo y colega Jorge López Pérez ha proyectado, entre otras, obras como el Centro Técnico de la Construcción, las casas de visita cercanas al Palacio de los Matrimonios, el Hospital del SIDA y la primera parte del centro turístico Rancho Hatuey.

Sola emprendió el proyecto de Médico de la Familia de Máximo Gómez # 212, donde con materiales, técnicas y diseños modernos, logró una estrecha armonía con el entorno colonial espirituano, caracterizado por sus calles estrechas –algunas aún empedradas- y techos de tejas.     

Catalogada por los especialistas como respetuosa y admiradora del patrimonio de esta añeja ciudad, Silvia rehabilitó cuidadosamente edificios antiguos como el centro recreativo Tenis y la Asamblea del Poder Popular (Gobierno) de Trinidad, ciudad al centro sur declarada por la UNESCO en 1988 Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Otro de sus trabajos es el Monumento a los Mártires, ubicado en una de las arterias principales de la villa del Espíritu Santo.

Esta preciosa carrera, tuvo en estas pioneras el primer punto de partida para abrir el camino a otras mujeres arquitectas que  vendrían después y que entre sus tareas tienen la responsabilidad de conservar el patrimonio edificado de una ciudad con 496 años.

Portada

 

Hasta la Victoria Siempre

 

Consulte las Obras de

José Martí

 

® El Nuevo Fénix. Fundado el 23 de diciembre de 1999. ISSN 1607-3428

Independencia # 52, esquina a Honorato del Castillo,  Sancti Spíritus, Cuba.

Tel: (53) 041 327902---Editor Jefe  Raúl I. García Álvarez

©2007 Agencia Latinoamericana de Noticias Prensa Latina, S.A. (PL) Todos los derechos reservados. No puede ser reproducido, reimpreso o publicado en cualquier sistema sin previo acuerdo con PL.