Sitio de Prensa Latina dedicado a las Primeras Villas fundadas por el Adelantado DiegoVelázquez  

 

 

Publicación de la Corresponsalía de Prensa Latina en Sancti Spíritus, Cuba

Villa del Espíritu Santo, Monumento Nacional. Fundada en el centro de Cuba en 1514.

Secciones

La Trinidad

Fotogalerías

Ángulos de la Mayor

   Mi ciudad

Trinidad de Cuba

Rincones espirituanos

 

Símbolos

El escudo

Parroquial Mayor

 

 

Enlaces y Publicaciones

 

 

 

 

Trinidad: Protección de su patrimonio

 Primeras Villas de Cuba

En 1988 la UNESCO declaró Patrimonio de la Humanidad al centro histórico de Trinidad y al Valle de los Ingenios.

Galería

Trinidad (1514)

El tesoro cultural  de Trinidad

San Isidro de los Destiladeros

Buena Vista: Centro De Interpretación

Oficina del Conservador  de Trinidad

 Maderas, piedras y arcilla enmarcados por calles angostas donde la elegancia ha tomado por asalto la inmortalidad son las señas de la ciudad de Trinidad, al centro de la isla.

La Villa de la Santísima Trinidad, fue la tercera fundada en 1514 por el Adelantado Diego Velázquez, enclavada definitivamente cerca de la márgenes del río Guaurabo, en las laderas de las alturas del macizo de Guamuhaya.

El pasado cubre con su manto todo este enjambre de tejados ancestrales, los palacios de los más grandes patricios azucareros del centro de la isla, la nostalgia de una historia de opulencia.

En 1988 la UNESCO le confirió la condición de Patrimonio de la Humanidad, al centro histórico de Trinidad, junto al Valle de los Ingenios.

Reconocía así la conservación casi inalterada de uno de los conjuntos arquitectónicos de excepcional valor entre los asentamientos poblacionales fundados por la colonización española en América.

GÉNESIS DEL RESCATE PATRIMONIAL

Aunque el sentimiento de amor al Patrimonio en Trinidad y la preocupación por conservarlo ya aparece en documentos literarios privados y oficiales desde mucho antes, no fue hasta la creación del Comité de Turismo y Acción Pro Trinidad el 5 de diciembre de 1939 que surge un movimiento Cívico dispuesto a sensibilizar a toda la población y a las autoridades sobre la necesidad de rescatar los valores de la cultura material legada por muchas generaciones y preservar el entorno natural de la región.

Esta acción se ve cristalizada el 4 de abril de 1942 con la constitución de la Asociación Pro Trinidad, cuyo principal objetivo fue convertir a la ciudad en un importante punto de atracción turística con el consiguiente desarrollo económico y social.

Ya en esa época son publicados numerosos artículos que destacan esta actividad e incluso tiene lugar en Trinidad los días 12 y 15 de diciembre del propio año 1942 la Novena Asamblea del Coloquio Nacional de Arquitectos que acuerda solicitar a las autoridades de la localidad la creación de una Comisión de Monumentos, edificios y lugares históricos y artísticos y a la Cámara de Representantes la designación de Monumento Nacional para Trinidad.

A partir de ese momento y a lo largo de las décadas del 40 y 50 son numerosos los eventos, incluso de carácter nacional que toman por sede la ciudad que de otra forma resaltan sus valores históricos y arquitectónicos, lo cual denota una fuerte movilización de la conciencia ciudadana en torno al rescate de los valores patrimoniales.

El 4 de agosto de 1954 aparece en la Gaceta Oficial La Ley Decreto que regula el Turismo en Trinidad, según la cual la Asociación Pro Trinidad queda investida como delegada del Instituto Cubano del Turismo, asesorada directamente por la Junta Nacional de Arqueología y Etnología con el carácter de Patronato Conservador de la ciudad de Trinidad.

PROTECCIÓN DEL PATRIMONIO

Con el triunfo de la Revolución en enero de 1959 las acciones de protección, materializadas hasta ese momento tuvieron una consecuente continuidad.

El motel Las Cuevas, seriamente dañado por la toma de la ciudad por las fuerzas revolucionarias es restaurado, son ampliadas sus capacidades y se inicia un Plan Nacional de Promoción turística.

El rescate del acervo cultural de Trinidad se realizó no sólo en función de su aprovechamiento socioeconómico concreto, sino también en el papel de impulsor del desarrollo de la cultura nacional y su identidad, pues Trinidad exhibe diseños y modos constructivos, hábitos y costumbres que identifican la ciudad como parte indisoluble de la historia de la nación y es un “testimonio convincente de lo que fueron otros pueblos y ciudades cubanas, ya transformadas irreversiblemente” por lo cual su salvaguardia estaba en estrecha correspondencia con las líneas fundamentales trazadas en la Política Cultural de la Revolución Cubana.

El 10 de octubre de 1978 se declara al centro histórico de Trinidad Monumento Nacional y la Comisión Municipal de Monumentos pasaría entonces a regir la actividad de protección y en gran medida las acciones de restauración del Patrimonio local.

En diciembre de 1988, la UNESCO declaró Patrimonio de la Humanidad al centro histórico de Trinidad y al Valle de los Ingenios, lo cual contribuye a atraer la atención del mundo sobre la ciudad y su entorno.

El 28 de febrero de 1997 fue creada la Oficina del Conservador de la ciudad y el Valle de los Ingenios, que tiene entre sus funciones principales preservar el acervo cultural, espiritual y arquitectónico como expresión de la historia nacional, divulgándola y honrándola por todos los medios de difusión naturales y científico técnico, labor que hasta la fecha con el concurso del sector emergente de la Economía se ha ido desarrollando con buenos resultados y ha permitido convertir  a la ciudad de Trinidad en el principal atractivo turístico del territorio.

Se decía que en Trinidad el invierno era la mejor época del año para los visitantes y muy hospitalario y agradable para el extranjero, se celebraban bailes o fiestas casi todas las noches y por el día se hacían excursiones a la Loma del Puerto en el camino a Sancti Spiritus, desde donde se disfrutaban magnificas vistas de la Bahía y de una parte del Valle de los Ingenios, pero la mayor atracción natural de Trinidad era subir a La Vigía, se trataba de un paseo que acostumbraba a hacerse a caballo antes del almuerzo y las personas con limitaciones físicas lo hacían en volanta hasta muy cerca de la cima.

Hoy Trinidad continúa siendo ese ensueño para todo el que la visita desde cualquier latitud del planeta, a lo cual se une su belleza natural, su cultura y su pueblo.

Reconocida la conservación casi inalterada de uno de los conjuntos arquitectónicos de excepcional valor entre los asentamientos poblacionales fundados por la colonización española en América, la villa posee incontables atractivos de la cultura tangibles e intangibles históricos en los que se inserta una amplia y variada red gastronómica y otros servicios turísticos complementarios.

Especial importancia dentro del turismo de ciudad adquiere el turismo de transito en el territorio.

En ninguna otra región se encuentra como en Trinidad la conjunción de los más variados atractivos para el visitante en un área que no excede un radio de 20 kilómetros.

Todas sus bondades naturales e histórico materiales están acompañadas de la espiritualidad propia de un hombre poseedor de una rica experiencia cultural que hoy se manifiesta en el arte popular o académico, laico o religioso de la plástica que desborda la galería, en los cantos, la danza y el hecho teatral de los espectáculos artísticos, en la artesanía de la cerámica, la fibra o el hilo, el arte de la palabra oral o escrita, en su condición de poseer una identidad cultural que expresa de forma sencilla y encantadora.

Por todas estas razones se  puede afirmar que si los atractivos turísticos de Trinidad están sustentados por su historia y su cultura natural y espiritual, sus encantos naturales y su situación geográfica, también se puede añadir que en el centro de todo ese fascinante mundo esta su principal atracción: el trinitario.

 

 

Primera Plana

para Búsqueda Avanzada clickea aquí

 

 

® El Nuevo Fénix. Fundado el 23 de diciembre de 1999. ISSN 1607-3428

Independencia # 52, esquina a Honorato del Castillo,  Sancti Spíritus, Cuba.

Tel: (53) 041 327902---Editor Jefe  Raúl I. García Álvarez

©2007 Agencia Latinoamericana de Noticias Prensa Latina, S.A. (PL) Todos los derechos reservados. No puede ser reproducido, reimpreso o publicado en cualquier sistema sin previo acuerdo con PL.