Busca en este sitio

 

Publicación de la Corresponsalía de Prensa Latina en Sancti Spíritus, Cuba

Villa del Espíritu Santo, Monumento Nacional. Fundada en el centro de Cuba en 1514.

 

Secciones

La Trinidad

Fotogalerías

Ángulos de la Mayor

   Mi ciudad

Trinidad de Cuba

Rincones espirituanos

 

Símbolos

El escudo

Parroquial Mayor

 

 

Enlaces y Publicaciones

Radio Sancti Spíritus
 

 

Portada

Villa cubana disfruta su longevidad

Por Mayra Pardillo Gómez

Paso a paso, esta ciudad al centro de la Isla se acerca a sus cinco siglos de fundada y guarda en la memoria afectiva de sus habitantes aquel 4 de junio de 1514 como uno de los acontecimientos más importantes en su proceso de identidad.

Es la cuarta de las siete primeras villas, hasta que se demuestre con pruebas fehacientes lo contrario. Al menos así lo sienten y plantean los espirituanos, sobre todo los que desconocen quizás fechas y sucesos, pero saben de arraigo y orgullo natural.

Ciudad fundada primero junto al río Tuinucú, sus habitantes se trasladan ocho años después a las laderas del río Yayabo, donde se asienta desde aquel momento.

Unos dicen que los residentes de entonces, descontentos con el sitio original, buscaron un lugar más idóneo. Corre también la leyenda de que una plaga de hormigas atacó al poblado y en particular a los niños recién nacidos, a los cuales les horadaban el ombligo.

Todo parece indicar que, al agotarse el oro en la primera de las corrientes fluviales mencionadas, los españoles buscaron un nuevo sitio, siempre junto a un afluente, y en 1522 trasladaron la villa para las márgenes del Yayabo, donde apuntan los historiadores encontraron abundante mano de obra aborigen.

Fundada por el Adelantado Diego Velázquez, Sancti Spíritus -a unos 350 kilómetros al este de La Habana- exhibe una arquitectura colonial, donde sobresalen símbolos del patrimonio tangible como el puente sobre el río Yayabo, único de su tipo en Cuba, y la Iglesia Parroquial Mayor.

Desde su fundación se expandieron por doquier parroquias, ermitas, conventos, monasterios y hospicios, como exponentes de la dominación española.

Fue la localidad, mucho más tarde, un amasijo de razas, costumbres y tradiciones, al arribar aquí personas de disímiles partes: esclavos africanos -arrancados a la fuerza de sus poblados natales-, vascos, andaluces, chinos y otros tantos venidos de las Islas Canarias, en busca de mejoras económicas.

El majestuoso Puente sobre el río Yayabo, con sus cinco arcos distintivos, cuya firmeza (según la tradición oral) radica en el uso de leche de ¿burra, de cabra o vaca? en la mezcla y la Iglesia Parroquial Mayor, considerada la construcción más antigua, son dos símbolos de la añeja localidad.

Sancti Spíritus o Espíritu Santo se caracteriza por sus estrechas calles, ventanales con verjas y tejas rojas que perduran en su Centro Histórico Urbano, integrándose sin dificultades al empuje de la modernización que acontece en otras áreas de la ciudad.

Muebles antiguos, espejos enmarcados para colgar bastones y sombreros, madera preciosa en la carpintería de los techos, vitrales, pinturas murales y amplios patios centrales para el esparcimiento, permanecen bien protegidos en esta bucólica urbe, menos silenciosa que antaño.

La ciudad ha ejercido un oculto encanto en aquellos grandes exponentes de las mejores tradiciones artísticas y cuna de reconocidos poetas, pintores y escritores.

Su Centro Histórico Urbano fue declarado Monumento Nacional el 10 de octubre de 1978.

Muy lejos quedaron los asaltos de piratas y corsarios, acaecidos en los siglos XVI y XVII.

Entre sus hijos ilustres figura el Mayor General Serafín Sánchez Valdivia, quien participó en las tres Guerras de Independencia contra el colonialismo español y fue amigo y colaborador del Héroe Nacional cubano José Martí (1853-1895).

Aquella doncella de las corridas de toro, de las múltiples publicaciones con las cuales contó en el siglo XIX y de las valientes y cultas espirituanas tiene aún mucha historia por contar.

Así transitan como ejemplos de féminas, cada una desde su sitial, Josefa (Pepa) Pina o Isabel María de Valdivia, esposa y madre de Serafín Sánchez, respectivamente, la poetisa Francisca Hernández de Zamora o Leoncia, la cantante del coro de clave (único de su tipo en el país).

Hoy, junto a esta historia acumulada, se alza una localidad sencilla y diáfana, que abre sus brazos a residentes y forasteros.

Esta señora de tantas décadas se regodea con la celebración de sus 496 primaveras y las actividades programadas para la fecha, donde la plástica, la fotografía, la literatura y la música están en primera línea.

Continúa la ciudad impulsando además un Proyecto Sociocultural denominado La Guayabera, que valora y pone en su justo lugar esta prenda típica de vestir cubana -cuyo surgimiento defienden a capa y espada los espirituanos-.

Se atesoran ya unas cuantas guayaberas que pertenecieron a personalidades de la política o la cultura de Cuba y de otras regiones del mundo.

Cuando apenas la separan cuatro años de cumplir 500 siglos de existencia, a esta longeva ciudad la enaltece una rica historia patriótica, social y cultural que, paso a paso, se afianza, mientras expertos continúan la búsqueda de su sitio fundacional.

Portada

 

Hasta la Victoria Siempre

;

Consulte las Obras de

José Martí

 

 

 

® El Nuevo Fénix. Fundado el 23 de diciembre de 1999. ISSN 1607-3428

Independencia # 52, esquina a Honorato del Castillo,  Sancti Spíritus, Cuba.

Tel: (53) 041 327902---Editor Jefe  Raúl I. García Álvarez

©2007 Agencia Latinoamericana de Noticias Prensa Latina, S.A. (PL) Todos los derechos reservados. No puede ser reproducido, reimpreso o publicado en cualquier sistema sin previo acuerdo con PL.